Existen muchos motivos por los que las personas pueden cogerse la baja. Es en estos momentos en los que la duda sobre la posibilidad de un despido espontáneo y abusivo aparece de forma inevitable.

Lo más importante es que todos estos miedos tienen respaldo en el código del trabajo, puesto que no existe ningún artículo que evite a un empleador despedir a los trabajadores que se encuentran en una baja.

Por supuesto, estos despidos deberán estar bien justificados, así que tampoco pienses que el simple hecho de estar enfermo o disfrutando del nacimiento de tu hijo será un motivo suficiente para que te manden a la calle.

La ley regula de buena forma este aspecto, pensando en el cuidado de los trabajadores y en no permitir abusos por parte del empleador. En caso de llevarse a cabo un despido durante una baja, este deberá estar justificado de buena manera.

Esto quiere decir que si eres una persona que realiza bien su trabajo, es responsable y cumple con los diferentes aspectos de su contrato, no existirán motivos para realizar un despido objetivo.

Es por esto que en nuestras leyes se estipulan dos categorías de despidos que pueden ser apelados frente a un juez. Si no los conoces te invitamos a que los descubras a continuación y que te informes correctamente sobre este tema.

despido improcedente abogados pamplona

Despido improcedente

Existen algunos casos de despido en los que lo más conveniente para ti será apelar ante los organismos correspondientes. Cualquier juez que revise tu caso y que vea que efectivamente no existen justificantes para la extinción del contrato, pasará a declararlo como un despido improcedente.

Esto significa que no es un despido objetivo y que su validez es cuestionable. También entran en esta categoría aquellos casos en los que no se avisa con 15 días de antelación sobre el despido. En todas estas situaciones la empresa podrá elegir entre readmitir al trabajador o pagar a este una indemnización.

Despido nulo

Finalmente nos encontramos con el despido nulo. Este suele tener lugar cuando las personas se encuentran de baja por embarazo, lactancia y maternidad y paternidad. En estos casos el juez puede determinar la nulidad de la extinción del contrato y obligar a la empresa a readmitir en su puesto al trabajador.

Esto incluirá el pago de todos los meses que ha durado el proceso, abonando los salarios pendientes de manera retroactiva al trabajador.

 

Para más información consúltenos